Abogados especialistas en herencias

Abogados para reclamaciones legítimas

Cuando fallece una persona, sus derechos y obligaciones no quedan en el olvido ni desaparecen, sino que se transmiten a sus herederos por distintos cauces y procedimientos.
En primer lugar, cabría distinguir dos grandes grupos de herencias, las testadas y las intestadas, dependiendo de si existe o no un testamento válido otorgado por el causante.
Cuando tiene lugar la muerte del causante de la herencia, comienza a desplegar sus efectos el conocido como Derecho sucesorio, momento en el que se hace preciso tener a mano el conocimiento de abogados para herencias.
Es mucha la casuística derivada de una herencia, desde la posibilidad de no querer ser aceptada por los herederos, a la existencia de conflictos para el reparto de la misma, así como también el proceso anterior a la muerte del causante para la redacción del testamento en caso de otorgarlo.
Abogados de herencias y sucesiones son imprescindibles para una correcta y ordenada herencia, así como para resolver los conflictos que puedan surgir entre los distintos herederos o con terceros.
Además de la parte puramente jurídica, existe un trabajo burocrático y fiscal asociado a toda herencia, que por su complejidad requieren conocimientos cualificados para evitar que la herencia se convierta en un auténtico quebradero de cabeza.
En resumen, tras la muerte de un familiar, lo último en lo que debes preocuparte es en tediosos y complejos procedimientos para los cuales existen abogados especializados conocedores de tan específica rama del Derecho.

Asesoramiento en testamentos

Antes de morir, cualquier persona con plena capacidad de obrar y mayor de edad, podrá otorgar testamento a favor de sus herederos.
Dicho testamento deberá adaptarse siempre a la ley vigente en materia de sucesiones, que podrá variar en función de la Comunidad Autónoma.
Por ello, si reside en Madrid, un asesoramiento en herencias en Madrid es de vital trascendencia a la hora de tramitar correctamente una sucesión, conociendo los límites legales desde un primer momento para de esta manera configurar el reparto de la futura herencia de una manera efectiva desde el primer momento.
Un testamento bien elaborado y que respete el sistema de reparto que en cada caso sea de aplicación, va a ser la garantía para evitar futuras controversias judiciales entre los distintos herederos, siendo siempre preferible a dejar la sucesión intestada.

Impugnación de testamento

Cuando alguno de los herederos no esté conforme con el testamento otorgado, tendrá Derecho a impugnarlo pero no por cualquier causa, sino sólo por aquéllas expresamente tasadas por Ley, como por ejemplo no respetar la parte de legítima, vicios de consentimiento en el otorgamiento del testamento y muchas otras causas.
Este procedimiento no es sencillo y es preceptiva la intervención de abogado especializado en materia de Derecho sucesorio.
Igualmente es posible que un heredero promueva el rechazo del testamento, eludiendo la herencia en su conjunto, esto es, renuncia tanto a los derechos como a las obligaciones derivados de la misma.
Este último es un caso habitual cuando es previsible que la herencia suponga más cargas económicas que beneficios.

Derechos en herencias

También cabe la posibilidad de que con la muerte del causante, surjan conflictos entre los distintos herederos, y éstos deberán intentar hacer valer su mejor Derecho frente al resto de personas que acrediten legitimación sobre el conocido como caudal relicto.
Ante este tipo de conflictos surge el conocido procedimiento judicial llamado División Judicial de la Herencia, donde se nombrará un administrador, y las distintas partes, debidamente asesoradas por abogados defenderán sus posiciones.
La finalidad de este procedimiento es, en primer lugar la cuantificación de la herencia en su conjunto, así como la determinación de los distintos bienes, su ponderación económica y finalmente su reparto entre los herederos de conformidad con sus respectivas cuotas.
Es el procedimiento más común en aquellos casos en los que se hereda un inmueble por más de un heredero y no se ponen de acuerdo respecto del valor del mismo para su venta.
Como verás, para reclamar tu herencia, existen múltiples especialidades en las que es necesario contar con conocimientos muy profundos en materia de Derecho sucesorio, tanto a nivel teórico de conocimiento de la materia como de los distintos procedimientos judiciales existentes, así como también para la fase previa en la que se elabora el testamento, siempre de acuerdo a las leyes de aplicación.
También será necesaria la intervención de un profesional cuando la sucesión sea intestada, es decir, cuando no exista testamento, para desde un primer momento garantizar una correcta liquidación de la herencia y salvaguardar los intereses del heredero frente a los del resto de herederos.
Además, en cuestión de Herencias, surgen de manera habitual otras cuestiones más propias de derechos reales relacionados con el mundo inmobiliario, así como cuestiones mercantiles y civiles.

Si necesitas nuestra asesoría para otros servicios de Derecho Civil no dudes en ponerte en contacto con nosotros.