Contratos

Abogados para contratos laborales

A la hora de llevar a cabo una contratación laboral, es muy importante conocer la finalidad de dicha contratación, ya que en virtud del objeto para el cual vaya a ser contratado el trabajador, existen múltiples formas contractuales que podrán adaptarse a medida al caso concreto.
Para elegir bien el modelo de contrato a emplear en cada caso, es necesario conocer todos los tipos existentes al momento de la contratación, así como las vicisitudes que cada uno de ellos lleva consigo.
Por ello, es siempre aconsejable atender al consejo de expertos en derecho laboral.

Tipos de contratos laborales

Los distintos contratos laborales pueden variar en función de la finalidad, duración y tipología de los mismos.
La primera gran categoría a diferenciar son los contratos indefinidos (sin fecha específica de finalización) y los contratos temporales, que fijan una fecha o hito que determina el fin de dicho contrato.
Dentro de la categoría de contratos temporales, cabría destacar el contrato por obra y servicio, como tipo de contrato más empleado para la realización de unos determinados trabajos o proyectos, así como también los contratos dirigidos a las relaciones de trabajo estacionales, como campañas de navidad u hosteleros en verano.
Dada la multitud de tipos de contratos y bonificaciones que afectan a los mismos es preciso contar con todo el conocimiento que expertos en derecho laboral pondrán a tu disposición para que lleves a cabo el contrato más indicado, o bien revises uno ya suscrito.

Cláusulas de un contrato laboral

Dentro de un contrato laboral, además de las típicas cláusulas que determinarán el objeto del contrato, lugar de trabajo, categoría profesional, duración, remuneración, etc, es posible incluir una serie de cláusulas más atípicas como por ejemplo los pactos de no concurrencia, las cláusulas de confidencialidad o los pactos de exclusividad.
Para la elaboración e inclusión de este tipo de cláusulas, es imprescindible conocer las limitaciones y recovecos de la legislación laboral y mercantil, para ello, un abogado laboralista es la mejor solución para configurar todo tipo de contrato laboral a la medida de tus necesidades.
En la redacción de los contratos de trabajo, y pese a existir formularios oficiales, la libre voluntad de las partes impera, lo que significa que es posible redactar todo tipo de clausulados para adaptar a tus necesidades y caso concreto el tipo de contrato laboral que precises.

Reclamaciones de contrato laboral en Madrid

Como en todo tipo de relaciones, en las laborales también existen conflictos y para ello está configurado el orden jurisdiccional de lo Social.
Existen tres formas de finalización de los contratos de trabajo:

1º.- Por la expiración del plazo o término para el cual fue suscrito el contrato.
2º.- Por resolución unilateral del empleado.
3º.- Por resolución unilateral de la empresa.

Una de las causas más comunes es la tercera, para ello, la empresa deberá llevar a cabo un despido, basado en alguna de las causas previstas en el Estatuto de los Trabajadores, para lo cual es necesario una correcta redacción de la carta de despido, ya que una de las principales causas que motivan la nulidad de los despidos y consecuente readmisión del trabajador y abono de los salarios de tramitación, es la falta de motivación o de acreditación de los motivos alegados en la carta.
También puede suceder que el empleado, en defensa de sus derechos laborales, pretenda reclamar a la empresa o bien diferencias salariales, o reducciones de jornada, o incluso resolución contractual por incumplimiento de la empresa, para todo ello es preciso saber que el procedimiento se inicia mediante papeleta de conciliación dirigida al Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación y de no haber acuerdo, proseguirá ante los Juzgados de lo Social, para todo ello es siempre recomendable asesoramiento legal de abogados especializados en derecho laboral.

Si necesitas nuestra asesoría para otros servicios de Derecho Laboral no dudes en ponerte en contacto con nosotros.